Novedades de la DGT en 2023

Cada año la DGT puede sorprender a los conductores y propietarios de vehículos con nuevas señales, normativa o nueva documentación. No obstante, la mayoría de los años transcurren sin mucha novedad. Pero en este 2023, la DGT ha incluido numerosos cambios que han suscitado polémicas muy variadas. La mayoría de ellos no obstante, no afectarán a los conductores hasta mediados de 2023 o incluso inicio de 2024.

¿Nuevas medidas?, ¿nuevas multas? El punto más importante de todos los cambios de la DGT para este 2023 es la prohibición de circulación de algunos coches. Por ello debes conocer cuáles son las características de estos automóviles y también por donde tienen prohibido el tránsito. 

A partir de 2023 será más importante que nunca obtener el mejor distintivo ambiental y conocer las diferentes medidas y normas de circulación.

Asimismo, las nuevas señales de tráfico están relacionadas y se están adaptando a un mundo cambiante por las nuevas leyes de emisiones. Por ejemplo, señales de tráfico que regulan la circulación y estacionamiento de patinetes eléctricos. 

Nuevas medidas de la DGT en 2023

Todas las nuevas medidas de la DGT para este año 2023 están relacionadas con la ley de la seguridad de la ciudadanía y el cambio climático. También, algunas de ellas buscan reducir el déficit económico de las carreteras españolas. 

Coches que ya no pueden circular

Las leyes de cambio climático y transición energética obligarán a aquellos pueblos y municipios de más de 50.000 personas a delimitar zonas y áreas con restricciones de tráfico. El objetivo será mejorar la calidad del aire. Estas nuevas zonas recibirán el nombre de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Y la medida no solamente afectará a los residentes de estas localidades, también a los que quieran visitarlas.

Esta nueva norma afecta a un total de 149 municipios españoles. Todos ellos se verán obligados a restringir la circulación a coches con la etiqueta B y C, es decir, solo los coches con la etiqueta A podrán circular. Y por supuesto los coches que por sus características no tengan derecho a un distintivo ambiental, tampoco podrán hacerlo. 

La consecuencia será un 32% de coches inmovilizados. 4 de los más de 11 millones de coches que existen, no tendrán derecho a la circulación o estacionamiento en estas zonas. Esto afecta a todas las capitales de provincia de España con excepción de Soria y Teruel.

¿Nuevas señales en 2023?

En 2023 aparecerán nuevas señales de tráfico. De hecho, desde el 2 de enero de 2023 las nuevas señales entrarán en vigor. No obstante, no será hasta mediados de verano cuando empezarán a verse en las diferentes carreteras y vías.

A diferencia del rumor que ha circulado, las señales que ya existían no cambiarán ni ampliarán su significado. Las señales que ya están presentes en las vías seguirán teniendo el mismo valor y no se eliminarán ni se sustituirán.

No obstante, se advierte de que algunas señales en desuso se quitarán de las carreteras. Algunas de ellas son la R – 308a y la R – 308b.

El objetivo de estos cambios se supone que es incorporar las nuevas formas de movilidad y facilitar la comprensión de los mensajes que transmiten las señales. 

Las nuevas señales son:

  • P – 35: trayectorias cruzadas
  • P – 24a: animales en libertad
  • P – 33: visibilidad reducida
  • R – 118: prohibición de patinetes eléctricos
  • R – 120: prohibición de acceso a vehículos contaminantes

También, habrá dos señales para pasos de peatones diferentes, otras exclusivas para ciclistas, para coches eléctricos y nuevas señales con información para indicar zonas de aparcamiento exclusivo.

Los peajes españoles en 2023

El Gobierno lleva tiempo planeando un nuevo sistema para todas las autovías del país. En este cambio están implicados el medioambiente pero también la solvencia económica de las carreteras españolas.

El objetivo es incluir impuestos o pagos relacionados con la movilidad. Es decir, peajes de carretera, así como la existencia de figuras tributarias que gravarán la matriculación de vehículos.

También, se prevé que quienes más contaminen tengan que pagar más y para los que contaminen menos, existirán incentivos. 

Esto supondría un precio de entre 10 y 20€ para cambiar a una provincia relativamente lejana en el mapa político español. Y es que, en principio con un peaje de 4 céntimos por kilómetro sería suficiente para acabar con el déficit acumulado de las carreteras.

No obstante, por ahora se ha establecido que aquellas personas que realicen este viaje con peaje por asuntos de trabajo, de estudio o médicos, quedarán exentos del pago.

El País Vasco ya ha comenzado con los peajes

En principio, los cambios en los peajes no entrarán en vigor hasta mediados de 2023 o inicios de 2024, pero en el País Vasco se han adelantado y desde el inicio de 2023 contarán con algunos nuevos peajes de pago. Son los siguientes:

  • El tramo de la A-8 entre Bilbao y la frontera con Cantabria
  • El tramo de la BI-625 entre Basauri y la muga con Álava
  • El tramo del Corredor del Txorierri entre Rontegi y Erletxes
  • El tramo de la N-240, desde El Gallo hasta la variante Ubidea
  • El tramo de la N-636 entre Durango y la muga con Gipuzkoa.
Facebook
Twitter
LinkedIn